Torta pompadour

Una deliciosa tarta o torta pompadour sin horno, rellena de crema y almendras. Perfecta para un magnífico pastel de cumpleaños o una ocasión especial.

Receta de torta pompadour

Ingredientes para preparar torta pompadour

  • 1/4 Kg. de mantequilla
  • 1/4 Kg. de azúcar
  • 2 cucharadas más de azúcar
  • 3 yemas
  • 3 claras
  • 3 cucharadas de harina refinada de maíz
  • 1/4 Kg. de almendras
  • 2 tazas de leche
  • Vainilla
  • Bizcochos de soletilla

¿Cómo preparar torta pompadour?

  • Comenzamos la preparación de la torta pompadour, poniendo un cazo al fuego con la leche, las dos cucharadas de azúcar y un toque de esencia de vainilla. Cuando rompa a hervir, añadimos tres cucharadas de maicena, previamente diluída en un pelín de leche fría. Mezclamos y, con el siguiente hervor, apartamos del fuego.
  • Batimos la mantequilla, que deberá estar a temperatura ambiente, y añadimos el azúcar, lentamente, hasta que se diluya y el conjunto se convierta en una crema homogénea. A continuación, incorporamos las yemas y seguimos batiendo, hasta que vuelva a quedarnos una crema. Es el momento de añadir también la leche con vainilla, que ya deberá estar fría.
  • Montamos las claras a punto de nieve y las incorporamos también a la crema de la torta pompadour y vamos mezclando, suavemente, para que no se bajen. Añadimos también las almedras peladas y picadas.
  • Tomamos un recipiente adecuado para que haga de molde y disponemos una capa de bizcochos de soletilla. A continuación extendemos otra capa de crema y así sucesivamente. La torta pompadour debe finalizar con una capa de bizcocho.
  • La metemos 3 ó 4 horas en la nevera y, pasado ese tiempo, la sacamos, desmoldamos y adornamos la torta pompadour con crema y un picadito de almendras tostadas.
  • Foto orientativa: Lori L. Stalteri
Nota del autor:

En algunas preparaciones, se sugiere \'emborrachar\' la primera capa de bizcochos de soletilla con un poco de licor Amaretto, aunque si la torta pompadour la van a comer niños es mejor no emborracharla o hacerlo con un almíbar sin alcohol.